Blefaroplastia de párpados superiores en Vitoria

Sanatorio Bilbaíno

Blefaroplastia de párpados superiores en Vitoria por 1.650 €
Hasta
el
12 ago

Rejuvenece tus párpados superiores a un precio inmejorable

Con esta blefaroplastia en Vitoria por 1.650 € recobrarás la juventud de tu mirada. Con la garantía de un cirujano y centro de prestigio.

Esta operación remodela los tejidos que componen los párpados, corrigiendo problemas asociados a la edad, como flacidez, arrugas o descolgamiento. Es una cirugía ambulatoria realizada bajo anestesia local sin sedación que no precisa de hospitalización.

En la primera visita conocerás al cirujano, quien resolverá tus dudas y te dará los detalles que necesites conocer sobre la operación. Recuerda que la reserva del bono no te compromete a operarte.

Nota importante: actualmente no contamos con un centro en Vitoria. Si te interesa esta operación deberás trasladarte a Bilbao para acudir a consulta.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia Local y Blefaroplastia en régimen ambulatorio.
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Centro

Sanatorio Bilbaíno

Sanatorio Bilbaíno

Centro médico garantizado

El Sanatorio Bilbaíno de la Congregación de las Siervas de Jesús de la Caridad lleva más de 100 años atendiendo a sus pacientes. En el centro desarrollan su actividad un selecto grupo de especialistas de reconocido prestigio y experiencia de diferentes especialidades médicas, quirúrgicas y diagnósticas. El centro no ha dejado de modernizar sus instalaciones a lo largo de su historia, por lo que actualmente cuenta con las más modernas tecnologías y equipamiento. No obstante, lo que hace destacar al Sanatorio Bilbaíno es su continua búsqueda de la excelencia en el servicio sanitario. Por ello se ha seleccionado al personal más cualificado, con el fin de dar el mejor trato al paciente.

Blefaroplastia de párpados superiores en Vitoria: más información

La blefaroplastia en Vitoria tiene por objeto modificar mediante un procedimiento quirúrgico el párpado. Con esta operación se elimina el exceso de tejido como la piel así como la grasa. También se consigue reforzar los músculos y los tendones circundantes, por lo que se trata de una cirugía de carácter funcional o estética, según el fin perseguido.

La blefaroplastia en Vitoria se realiza con frecuencia por razones estéticas. Existen varios tipos de intervención de párpados. La blefaroplastia del párpado inferior usualmente se realiza por motivos estéticos, es decir, para mejorar la apariencia del párpado inferior y eliminar bolsas, hinchazón o reducir las arrugas de la piel. Existe un procedimiento denominado blefaroplastia asiática o cirugía de párpados doble, que es un tipo particular de blefaroplastia, mediante el cual se realiza un pliegue en el párpado superior. El doble pliegue es común en muchas razas pero no en la asiática, ya que el párpado de la gente asiática no cuenta con él y para obtenerlo se someten a este tipo de intervenciones. En determinados casos, también se puede aplicar la tecnología láser a la blefaroplastia.

Igualmente, puede ser demanda por razones funcionales, sobre todo en los casos en que el parpado sobresalga por encima de las pestañas y provoque una pérdida de la visión periférica. Las partes externas y superiores del campo visual se ven afectadas, lo cual provoca en el paciente dificultades para llevar a cabo actividades como conducir o leer. En casos como estos, la blefaroplastia del párpado superior se realiza con el fin de contribuir a mejorar la visión periférica. En ambos casos, se es un buen candidato a esta intervención.

La blefaroplastia en Vitoria se realiza comúnmente mediante incisiones externas realizadas a lo largo de las líneas naturales de la piel de los párpados, es decir, los pliegues de los párpados superiores y debajo de las pestañas de los párpados inferiores. Los cortes se pueden hacer desde la superficie interna del párpado inferior, lo que facilita la eliminación de grasa del párpado inferior sin que quede cicatriz visible desde afuera, pero no permite la eliminación del exceso de piel.

De manera simultánea a la intervención, se puede realizar una repavimentación con un peeling químico o láser de dióxido de carbono. Esto facilita la rápida recuperación.

Se trata de una intervención que gira en torno a una a tres horas, según cada caso.

Durante el posoperatorio es normal que se presenten ciertas molestias como inflamaciones y moretones que paulatinamente y a lo largo de dos semanas tienden a desaparecer.

Para poder contemplar los resultados finales se necesitan el transcurso de varios meses hasta que los tejidos sanen. Para apreciar con mayor detalle los efectos de la blefaroplastia en Santander es muy útil hacer una comparación fotográfica de un antes y un después.

Los resultados finales de la blefaroplastia van a depender de la anatomía de los párpados, la calidad de la piel, la edad del paciente y el tejido adyacente. Es importante una buena preparación a la hora de evitar posibles riesgos. Entre los factores que complican la intervención se encuentran los siguientes:

  • Sequedad en los ojos.
  • La debilidad del borde del párpado inferior.
  • Protuberancia del ojo en relación con el complejo malar, lo que predispone  la tapa inferior y contribuye a que esta tenga una mal posición.

El período postoperatorio de una blefaroplastia en Vitoria requiere, al menos, un par de semanas. Las posibles molestias derivadas de la intervención se minimizan a base de analgésicos.

Durante los primeros días posteriores a la operación el paciente recibe un ungüento que deberá aplicarse a fin de mantener las incisiones lubricadas. Los cirujanos recomiendan que los pacientes usen hielo para aminorar los moretones y la hinchazón. Es posible que también se les prescriba gotas para los ojos, con el objeto de prevenir infecciones.

Se recomienda que los pacientes mantengan la cabeza más alta que el cuerpo a la hora de dormir, pues de esta forma se contribuye a acelerar el proceso de recuperación.

En ocasiones se recomienda el uso de gafas con el objeto de prevenir cualquier tipo de irritación ocasionada por el viento y la exposición solar.

Los puntos de sutura normalmente son retirados dos días después de la intervención. Durante unos días los párpados se decoloran y se inflaman, e incluso los pacientes sienten que los párpados les aprietan, no obstante, son efectos y sensaciones que dura muy poco tiempo.

Es necesario que los pacientes ejerciten los ojos abriéndolos y cerrándolos, lo que contribuirá a mantenerlos lubricados.

Uno de los efectos temporales es que el paciente presente un lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz y en ciertas ocasiones, posible visión doble o borrosa. Se pueden enrojecer los ojos o  presentar manchas rojas, pero esta sintomatología tiende a desaparecer tras dos o tres semanas.

El paciente debe recordar que durante el postoperatorio no debe usarse lentes de contacto hasta que las incisiones se hayan curado por completo y bajo recomendación del especialista.

Los pacientes que se someten a una blefaroplastia en Santander  pueden ver la televisión y leer tras la intervención. Pasado unos días, aproximadamente, podrán retomar sus actividades laborales.

Debe evitar agacharse durante un período de cinco días y evitar actividades que requieran mucho esfuerzo físico.  

Las cicatrices resultantes de la cirugía suelen disimularse bien y con el paso del tiempo acaban desapareciendo.

Consulte a nuestros especialistas todos aquellos aspectos de la blefaroplastia sobre los que tenga dudas. BonoMédico le ofrece en Vitoria la posibilidad de rejuvenecer su mirada con los mejores expertos y al mejor precio.

Historia: El padre de la blefaroplastia es Karl Ferdinand Von Grfe, cirujano alemán que acuñó esta palabra cuando en 1818 utilizo la técnica para reparar las deformidades ocasionadas por el cáncer en los párpados de diversos pacientes. Pero los orígenes de los actuales avances se encuentran hace unos 3,000 años en el antiguo Egipto. Lo demuestran algunos documentos escritos en papiro que detallan cómo los cirujanos de la época llevaban a cabo reconstrucciones en los labios, la nariz, las orejas…, haciendo uso de injertos de piel tomada de pliegues de la frente o de la mejilla.

Aulo Cornelio Celso, un romano de la época del siglo primero describe que una escisión en la piel relaja los párpados.

Durante la Edad media, cualquier intervención quirúrgica de cirugía plástica fue prohibido, ya que se consideraba como una práctica espiritualmente inmoral. Esto se debió que los médicos no eran muy asépticos en sus prácticas, pero durante el Renacimiento, los intelectuales redescubrieron los textos de la antigua Grecia y Roma, que daban luces claras sobre los procedimientos y diversas técnicas quirúrgicas.

Fue durante la Primera Guerra Mundial cuando se llevaron a cabo importantes avances y estudios encaminados a mejorar las técnicas de la cirugía estética. Esto trajo consigo la oportunidad de que los cirujanos practicaran procedimientos quirúrgicos reconstructivos ideales. Durante esta época se preparó el personal médico para hacer frente a los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y otros eventos posteriores.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Vitoria-Gasteiz

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.