Endodoncia en A Coruña

Dentistas en A Coruña

El procedimiento de la endodoncia en A Coruña se basa en la adecuada limpieza de la pieza dental desde el área más profunda de ésta. La técnica tendrá que ser puesta en marcha por un profesional capacitado y con experiencia en este tipo de métodos. Su finalidad es, salvar la pieza de una más que posible extracción ya que los riesgos de las caries que afectan al diente son tan potentes que consiguen tocar el nervio. Asimismo, mediante esta limpieza el odontólogo conseguirá aliviarnos el incesante dolor.

Tanto la eliminación del dolor como poder evitar extraer el diente hacen que este procedimiento se tenga en cuenta.

Tanto la eliminación del dolor como poder evitar extraer el diente hacen que este procedimiento se tenga en cuenta.

Y es que el típico dolor que proviene de una caries que ha llegado al nervio es tan agudo como insoportable. Si bien este síntoma se estipula como el principal, la única persona capaz de sacarnos de la incertidumbre es nuestro dentista de confianza. Sin embargo, cabe señalar algunos de los síntomas más característicos para que el paciente los tenga en cuenta, incluso, algunos de ellos, suponen una situación de emergencia dental:

  • Dolor agudo, sordo y constante tanto ante la aplicación de frío como de calor
  • Modificación en la coloración de una pieza dental; oscurecimiento repentino del diente
  • Presencia de caries profunda que penetra directamente en el nervio del diente
  • Abscesos o fístula purulenta
  • Traumatismos como una fractura, una luxación o pérdida de un diente

Un diente afectado por caries profunda tiene dos opciones: ser extraído o intentar conservarse. Como hemos destacado desde el principio de este artículo, la meta fundamental del odontólogo es evitar la extracción del diente, es decir, salvarla en la medida de lo posible. Para ello, señalamos algunos otros síntomas concretos que sugieren la necesidad de realizar una endodoncia en A Coruña como, por ejemplo, el dolor de carácter agudo que permanece incluso antes de que la pulpa dental haya sido extraída de forma parcial o total. 

Por otro lado, la necrosis del tejido pulpar, las fracturas o las fisuras que se ubican en los conductos radiculares conforman, sin duda, este tipo de riesgos. Más que una forma de establecer un diagnóstico, la señalización de estos síntomas permiten que el paciente se vaya haciendo una idea de la necesidad de ejecutar la técnica de la endodoncia.

Es fundamental cualquier tipo de prevención porque en caso contrario, lo más habitual es que la pieza dental termine por extraerse.

Beneficios de la endodoncia

La endodoncia en A Coruña es una técnica encaminada hacia el potenciamiento de la salud del diente o diente que se han visto afectados por la presencia de una caries de carácter profundo y, por lo tanto, ha puesto en riesgo su propia existencia. Esta ventaja que nos ofrece es de vital importancia, sin embargo también obtenemos otros beneficios con la práctica de este procedimiento:

  • Totalmente necesario para evitar la extracción de la pieza dental en el caso de que la caries sea tan profunda que haya llegado al nervio.
  • Elimina microorganismos e infección dentaria.
  • Se lleva a cabo previa aplicación de anestesia local.
  • Única opción para paliar las molestias de tipo agudo.
  • Alternativa más conservadora para el diente.
  • Utiliza materiales biocompatibles para rellenar el hueco del nervio.

Procedimiento de una endodoncia en A Coruña

En la mayoría de ocasiones, la endodoncia en A Coruña arroja unos resultados magníficos para quienes se someten a ella.

En la mayoría de ocasiones, la endodoncia en A Coruña arroja unos resultados magníficos para quienes se someten a ella.

El tratamiento de conductos o endodoncia se fundamenta tanto en la reconstrucción como en la salvaguardas de aquellas áreas de nuestra cavidad bucal que se han visto alteradas por la presencia de una caries profunda. Para ello, el odontólogo procede a la extracción del área dañada, es decir, del tejido pulpar, para llevar a cabo su limpieza y desinfección, su empaste y sellado. En concreto, la pulpa dental está escondida en la parte más profunda de nuestros dientes. Su composición se fundamenta en múltiples vasos sanguíneos además de terminaciones nerviosas.

Antes de proceder a ejecutar acción alguna, será imprescindible la aplicación de anestesia de carácter local para evitar que el paciente sufra algún tipo de molestia durante el desarrollo del proceso. Tal es la eficiencia de la sedación, en este sentido, que muchos pacientes aseguran sentir menos dolor que con la práctica de un empaste.

Una vez que se haya sellado la posibilidad de que surja algún tipo de dolor, se procederá a la construcción de una vía de entrada con la meta de poder acceder de forma directa al tejido pulpar. En concreto, esta perforación se hará en la corona dental, agujero que en cualquier caso quedará sellado por el propio odontólogo cuando se finalice el procedimiento de endodoncia en A Coruña.

Una vez que el odontólogo valore el estado del tejido pulpar se determinará si necesita ser extraída de forma parcial o total, se limpiarán los conductos, se realizarán los tipos de empastes pertinentes, como se ha mencionado con anterioridad, y se sellarán los conductos. En todo momento, primará la insensibilización de la zona además del aislamiento de este diente de cualquier otra parte de nuestro organismo.

El tiempo de duración de una intervención de estas características está estipulado en unas dos horas

Este tiempo se podría prolongar en el caso de que el especialista determine la repetición de la sesión. Repetición que se establecerá en base a  la inflamación, la infección y las dificultades características de cada paciente.

¿Qué es la pulpa dental?

La pulpa dental es tejido blando. Ni más ni menos. Nuestra pulpa dental además de encontrarse escondida en la parte más profunda de nuestras piezas dentales está integrada por un sinfín de nervios, vasos linfáticos y venas y, además, se divide en dos partes: la pulpa coronaria o cameral y la pulpa radicular. En la actualidad, los más habitual es que hasta este punto lleguen múltiples infecciones o derive en necrosis como consecuencia de la falta de espacio para prolongarse.

Diferenciamos hasta tres conjuntos de causas de la existencia de una pulpa dental enferma:

Causas infecciosas

Bacterias y toxinas capaces de penetrar en el tejido pulpar pueden precisar la práctica de una endodoncia en A Coruña. Tal es su efecto que no necesitan la facilidad de que exista comunicación directa entre la pulpa y la cavidad oral. Encuentran su punto de entrada en la corona y la propia raíz del diente. 

Causas físicas

La pulpa dental de las personas suele verse afectada por diferentes razones y precisa algún tratamiento.

La pulpa dental de las personas suele verse afectada por diferentes razones y precisa algún tratamiento.

Estas causas, a su vez, pueden dividirse en las siguientes:

  • Mecánicas: traumatismos dentales.
  • Térmicas: cambios bruscos de temperatura en las piezas dentales.
  • Eléctricas: como consecuencia de la existencia de piezas metales en el interior de la boca que provocan pequeñas descargas eléctricas.
  • Radiaciones: radioterapia aplicada por de la existencia de tumores malignos que afectan a la cavidad bucal.
  • Alteraciones en la presión: un incremento en la presión puede producir hiperemias y pulpitis en dientes con pulpa expuesta u obturaciones recientes; cuando disminuye la presión tienden a molestar los dientes necróticos.

Causas químicas

  • Mal sellado de los materiales de obturación.
  • Intoxicaciones.

Tratamiento de la endodoncia en A Coruña

Varios son los diferentes procesos que conforman un tratamiento de endodoncia en A Coruña.

Todos los procesos estarán encauzados hacia la conservación del diente dañado, ya sea por una caries profunda o por la necrosis del tejido pulpar:

  • En un primer momento, el especialista convendrá la eliminación total o parcial del tejido pulpar o del contenido de los conductos radiculares (como consecuencia de una necrosis o infección).
  • Posteriormente, se llevará a cabo una completa limpieza y desinfección del área afectada.
  • Finalmente, nuestro dentista de confianza rellenará tanto los conductos como la cámara pulpar con material inerte.

Antes de poner en marcha cualquier tipo de procedimiento para potenciar nuestra salud bucal habrá que establecer un diagnóstico, imprescindible para considerar además el tratamiento adecuado. La consulta del historial médico por parte del odontólogo será el punto de partida para comenzar, posteriormente, con el examen exhaustivo de toda nuestra cavidad oral.

Acto seguido, la realización de pruebas radiológicas establecerán el origen y causas de la afección del diente. Para completar se ejecutarán radiografías digitales, el uso de limas de endodoncia en A Coruña e instrumentación rotatoria, localizadores electrónicos de ápice, equipos ultrasónicos, gafas binoculares y equipos de esterilización y desinfección estricta.

Gracias a una endodoncia en A Coruña podrá preservarse la pieza dental que se encuentre dañada.

Gracias a una endodoncia en A Coruña podrá preservarse la pieza dental que se encuentre dañada.

La perforación que ha sido ejecutada por el odontólogo con el objetivo de acceder a la parte más profunda de nuestras piezas dentales, se sellará mediante la aplicación de determinados materiales biocompatibles.

Nos referimos a la realización de un empaste, aunque no será el único refuerzo que llevará el diente en el caso de que su estado sea más dañado ya que se le aplicará un refuerzo o poste para que no termine por caerse, por ejemplo, al masticar. En un 96% se sitúa el éxito de la práctica de una endodoncia, no es un procedimiento con durabilidad de por vida, pero sí bastante eficaz.

Antes de que el paciente sea dado de alta y sea libre, como consecuencia, para marcharse a casa, su dentista de confianza le otorgará una serie de consejos para facilitar el tiempo de recuperación. Algunas de las pautas a seguir son: el mantenimiento del descanso a lo largo del mismo día en el que se ha llevado a cabo el procedimiento, la toma de la medicación acorde a lo recetado y evitar masticar con la pieza dental que ha sido afectada.

Una endodoncia en A Coruña puede fallar, por lo que existen otras alternativas. Por ejemplo, la práctica de una reendodoncia o una apicectomía. El odontólogo será finalmente la persona que determinará qué procedimiento aplicar para evitar la extracción del diente.

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.